PROMESAS DE OLVIDO, de Mónica Caputo – Squeo 1

14x20, 8 pag.

Poemas (2006).

Arte de tapa: Mónica Caputo.

Mónica Caputo

Es artista plástica, dibujante, diseñadora de interiores y poeta nacida en la ciudad de Buenos Aires. Estudió en la escuela Nacional de Artes Aplicadas “Fernando Fader” y en la Escuela Nacional de Bellas Artes “Manuel Belgrano”.

Realizó más de 30 muestras entre individuales y colectivas. Participó en innumerables salones municipales, nacionales, provinciales y privados. Recibió más de 60 premios, entre los cuales se encuentra el segundo premio del Salón Nacional de Artes Visuales. Intervino en importantes ferias de arte como ARTEBA, EXPOTRASTIENDA, Homenaje a la Creatividad, C. Cultural Borges, entre otras. Sus obras están en exposición permanente en instituciones privadas y estatales como en colecciones de EEUU, ITALIA y ARGENTINA.

ACERCA DE “Y AHORA DIGO AMÉRICA” DE GUILLERMO KAUL GRÜNWALD, por Antonio Aliberti

14x20, 12 pag.

Ensayo (2001).

POEMAS, de Patricia Verón

14x20, 16 pag.

Leyenda editorial: La Luna Que Se Cortó Con La Botella (1986).

HUELLAS Y REFLEJOS, de Elvira Otero

14x20, 68 pag.

Poesía (1996).

Leyenda editorial: L.L.Q.S.C.C.L.B.

Arte de tapa: Mónica Caputo.

VARIACIONES SOBRE BEATRIZ, de Amadeo Gravino

14x20, 16 pag.

Poesía (2004).

Arte de tapa: Ricardo Rubio.

TANGOS DE OTOÑO, de Amadeo Gravino

14x20, 16 pag.

Poesía (2001).

MINUCIOSA LLOVIZNA, poemas de Domingo De Cristófaro

14x20, 24 pag.

Poesía (2006).

LA ANÓNIMA RESURRECCIÓN DEL BARRO, de Gastón Herrmann

14x20, 46 pag.

Poesía (2000).

———

NOTA PRELIMINAR de Calixto Saucedo:

Flashes húmedos

La Anónima Resurrección del barro, apuntes urgentes de Leonardo Gastón Herrmann, es un paseo de flashes húmedos de vida fresca en tránsito pesado, agua bendita de lluvia sobre entornos compartidos, y demás.
Vista aérea de mediodía, mitad de tarea cumplida, mitad por hacer todavía. Estallido necesario, Leonardo Gastón Herrmann emerge vertical e inmaculado, como debe ser la primera vez, opera prima, autoría y personaje en comunicación directa, sin interferencias estéticas que esperan acalambradas ese descuido azaroso que tanto embellece la expresión bienvenida.
Otro marinero en tierra, Rafael Alberti, también integraba imágenes gráficas a sus textos poéticos, continuidad y alternancia, único destino permitido del arte.
La Anónima Resurrección del Barro quizá sea una tesis apócrifa para un tiempo sordo, instantáneo, autocomplaciente, donde se repite este paisaje conocido, otro llamado pendiente en el contestador vacío.

Calixto Saucedo
F. Varela, octubre de 1998.