GIUSEPPE NAPOLITANO traducido por Gustavo Vega y Carlos Vitale

GIUSEPPE NAPOLITANO (ITALIA)

Giuseppe Napolitano

Giuseppe Napolitano nació en Minturno en 1949 y reside en Formia.

Ha publicado los siguientes libros de poesía: Momenti (1970); Dentro l’orma (1978); Maschera (1978); Se rincorri un po’ di ieri nel domani (1989), Haiku (1990); E poi… / Et puis… (traducción al francés de Antonio Agnisola, 1991); Creatura (1993); Poesia / non poesia (1994); Gaeta. 17 cartoline (con dibujos de Mario Magliozzi, 1996); Parola di parole (1998); Ritornello di apparenze / Refren de aparenze (traducción rumana de Ana Covaciu, 1998); Cuore di sabbia (1998); Partita (1999); Sin remedio / Senza rimedio (traducción española de Carlos Vitale, Save As, Barcelona, 2000); Equilibrio variable / Equilibrio variabile (traducción española de Carlos Vitale, 2000); Passi. Pensieri di poesia (2001); Passaggi (2002); Insieme a te io sono nato ancora (2003); Alla riva del tempo (traducido al esperanto por Amerigo Iannacone, 2005); Antologia 1967-2007 (Guida, 2008); Medida de vida (bilingüe italiano-español, trad. de Carlos Vitale, 2009); entre otros.

Antología 1967-2007

Últimos trabajos en traducción: Dipingere la luce, de Gustavo Vega (2012); Malamour, de Daniel Leuwers (2012); Divina dignitá della parola, de Athanase Vantchev (2014); Concerto, de Daniel Leuwers (2015); Battiti d’ali, de Siham Sfar (2017); Dialoghi, varios autores (2017).

Alla riva del tempo

 

Ganador de importantes premios literarios, ha escrito diversos ensayos (entre otros, sobre Italo Svevo y Tempo letterario, 2006) y ha traducido al italiano I nostri anni via in un sospiro del poeta irlandés John Deane (2000) y Sestine di Campodimele de la poeta francesa Nicole Drano Stamberg (2002), además de poemas de Catulo, Horacio y los líricos griegos arcaicos.

Dialoghi (Traducciones al italiano)

Ha creado un sello editorial (la stanza del poeta), con el que ha publicado desde 2005 más de 30 libros suyos (entre otros: Vola alta, parola, La norma della diversità, Lodeve 2006 e Il tempo trovato) y de autores italianos (A. Iannacone, U. Piscopo, M. Carlino, etc.) y extranjeros (C. Vitale, G. Drano, S. Negrouche, G. Vega, A. Tufa, Á. Serna, etc.).

 

 

 

 

 

.

Uliside

 

Aún cuando logres detener tu viaje
– cuando una pausa te permita descansar –
te espera de nuevo (y no siempre es desagradable)
un piélago abierto (una llamada virtuosa
al conocimiento  – y si Ulises te llama
a la empresa no puedes negarte
a seguir el loco vuelo que confirma al hombre)

Y entonces zambulléndote tratas de llegar
lo antes posible a la lejana orilla
dónde esperas que alguien te espere.

Quien podrá darte un espejo sincero
para que te ilumine: ¿cuál es
el camino para volver a mi casa?
y todavía y todavía la parada es más leve
si ya piensas en otros caminos
en otras empresas y otras ficciones
que buscas y no siempre puedes lograr.

                                                                                                (trad. Gustavo Vega)

 

———

La respuesta hija mía

 

y si Bob aún pregunta cuánto tiempo
cuánto tiempo necesitas para ser hombre
no tienes lista la respuesta y no es verdad
que se la ha llevado el viento – la has perdido
cuando aún habrías tenido todo el tiempo
de perseguir también el viento y hacerla tuya
(ahora prueba a forzar tu suerte)

 

*

 

para siempre joven mientras estés a mi lado
seguiré el aprendizaje de tus años
y antes o después estaré listo para regalarte
el horizonte que aún no te responde

tal como una mujer hija mía
sabe que no es fácil: tus zalamerías
no cambian el curso de los hechos

si delante un mundo hostil se presenta
a tus ojos de niña que crece
y no tiene más que esperar
y no tiene más que creer – en sí

———

 

Idea – palabra

 

Aliento del ser
la palabra
sobre la página surgida
tormento de una página limpia

en la corriente
al margen de los días
el desaliento
de un guijarro extraviado

es la vida
que por dentro te inflama
– mendigando verdades
despliega improntas la idea
débiles ofrendas destinadas a perderse

luz desde la oscuridad
desembrolla la sangre
una maraña de imágenes

– sonido de victoria
verbo que ilumina y fija
el camino

cuántas palabras para que una sea
fruto y vida
signo de carne
que el papel incide

———

 

Último cigarrillo

                                                           A Michele Lepore

 

Querido Michele – como escribió una vez
alguna – que te has perdido dices
un poco de vida y un poco más – reflexiona
sobre cómo es bello y será bello aún
perder para tener al fondo del callejón
de otra vida el sol (no aquel por Dios
del porvenir necesariamente…)
lo que calienta las jornadas aunque frías
que da fuerzas a quien ya no las siente

Querido Michele – quisiera ponerme a llorar
junto a ti pero tú no lloras ahora
a pesar de que reconozcas haber perdido
al juego también un poco (desgraciadamente)
en el amor (a pesar de que se diga lo contrario)
atrapando mariposas y malgastando
los céntimos a veces – también aquellos
por un bocadillo o el improbable último
cigarrillo que marcara tu meta

Entonces junto a ti río de corazón
pensando en cuántas veces hemos tenido
la certeza de una posesión luego desvanecida –
y poníamos buena cara al mundo
y sabíamos que de esos momentos
salíamos siempre conscientes de ser
(inevitablemente) quien debíamos ser
– en la escalada a aquel bien verdadero
que descubrir por fin en una mano tendida.

 

                                                                                               (trad. Carlos Vitale)

 

Anuncios

Alicja Maria Kuberska, “la próxima oportunidad”

Alicja Maria Kuberska

Alicja Maria Kuberska (Polonia) es poeta, novelista, periodista, traductora y editora; miembro de las Asociaciones de Escritores Polacos en Varsovia, Polonia e IWA Bogdani, Albania. También es miembro del consejo de directores de Soflay Literature Foundation. Sus poemas han sido publicados en numerosas antologías y revistas en Polonia, República Checa, Estados Unidos, el Reino Unido, Bélgica, Albania, España, Argentina, Chile, Israel, Canadá, India, Italia, Uzbekistán, Corea del Sur y Australia.

.

.

 

Trad. de la versión en inglés por Ricardo Rubio

 

la próxima oportunidad

 

las rosas carmesí florecen en medio del invierno
soñolientas violetas asoman debajo de las hojas
y las margaritas se mantienen blancas sobre la hierba

el sol calienta la tierra
e ilumina los cortos días con brillo cálido
en el parque advierto una pareja tiernamente abrazada
el destino amable les da una opción
con este encuentro inesperado
los ojos, rodeados por rayos de arrugas, ríen
el viento ondula los cabellos, agita los delicados
hilos plateados de las telas de araña
y así, sin aviso, llega el amor tardío
ahora tienen la opción de un nuevo camino
tal vez la última chance para la felicidad

la vida les quitó la ingenuidad
y quemó los viejos sentimientos
les dejó algunos sueños
y demasiada esperanza por un mañana mejor
están perdidos en los pensamientos
desde las sombras surgen dudas y miedos como endriagos
la cabeza dice no… no vale la pena… piénsalo bien…
el corazón dice sí… sigue adelante… enamórate
la naturaleza detuvo las manecillas de los relojes
rubíes, florecen los corazones

——————————————-

Versión original en polaco:

 

kolejna szansa

 

w środku zimy kwitną pąsowe róże
spod liści wyglądają zaspane fiołki
bielą się w trawie stokrotki

zobaczyłam w parku czule przytulonych kochanków
łaskawy los dał szansę na nieoczekiwane spotkanie
śmiały się im czy okolone zmarszczkami
wiatr rozwiewał włosy – srebrne nitki babiego lata
przyszła miłość – niezapowiedziana spóźniona
do wyboru kolejna ścieżka
szansa na szczęście

życie zabrało naiwną wiarę
wypaliło dawne uczucia
zostawiło trochę marzeń
i nadzieje na lepsze jutro
szli w zamyśleniu
rozterki wychodziły z cienia
rozum mówił – nie ufaj
serce szeptało – pocałuj pokochaj
natura zatrzymała wskazówki zegarów
serca kwitną rubinowo

HERO CARMINA, un círculo vital completo, por Marian Raméntol

Hero – Carmina

HERO CARMINA, un círculo vital completo.

 

Tal y como indica el propio autor en el preliminar de Hero Carmina, nuestra andadura a través de las 67 páginas que lo componen es un viaje “heroico” a través de la existencia.

Como siempre que se afronta una buena lectura, las “maletas a llenar” son varias y con distintos equipajes. En mi caso, las he preparado para realizar un viaje heroico, sí, pero a través del consciente y del propio subconsciente del protagonista. Un viaje que no por enmarcarse en la heroicidad (ya el simple hecho de vivir lo es) está exento de dudas, miedos y cotidianidades.

El poemario está dividido en tres bloques o apartados, y mediante esta estructura el lector conocerá los diferentes estadios del “Héroe” y su desarrollo, desde la niñez hasta el ocaso, por lo que se cumple un ciclo vital completo.

 

PARTIDA

Bajo este apropiado título da comienzo la aventura, en la que nos remontamos a la niñez, al descubrimiento de todo cuanto acontece, sin reparos ni cortapisas. Es por tanto el ámbito del “Ello” freudiano, donde las primeras pulsaciones abarcan la creatividad sin condiciones (Un periplo sin fechas heroicas, pag. 13), los sueños que se han de forjar, y las primeras preguntas ante la propia vida:

frag.

“Los primeros intentos despuntan las pasiones,
la necesidad del aire, la lujuria;
solo son señuelos, metáforas de salva.
¿Por qué cargo entonces una lanza
   y un escudo sobre estos pies?
¿Un lápiz de sueño en cada mano?
¿Qué busco en el calor de un astro en guerra
   si lo correcto importa a nadie? …”

 

Los lugares son aun indefinidos, todo sucede como entre bruma, todo está a medio construir, hasta que aparece la razón, el pensamiento abstracto, y la posibilidad de nombrar y nombrarse (La posibilidad de un héroe como proyecto, pag 14):

frag.

“El tiempo traza sueños,
blande armas, ideales, corrige,
y retazos de leyenda buscan
   un después que la nombre.
Así llega al destrozo
   entre noches y pensamientos de amor,
desde una tiniebla sin horario,
desde un sitio indefinido…”

 

Aquí aparece ya la auto-consciencia y por lo tanto empieza a formarse, poco a poco, un nuevo escenario. El niño ha avanzado en su aprendizaje, éste pesa y se entreabre a la vergüenza, a la carga y a las aflicciones. Nuestro “Héroe” empieza a constatar que la vida no es tal como la “inventamos” y eso conlleva contradicciones, dudas y oscuridad (La lucha interior del adalid, pag. 17):

frag.

“Veo la oscuridad
   y no sé si la noche es la de afuera.
Todo se va cuando la mano injusta
   desborda la tarde,
se ahoga el sentido y se opaca el derredor. 

La mentira es insolencia,
albur en vísperas de un abismo,
anticipo de una idea hecha pesadilla.
Estoy habituado a ese murmullo
   y el caos parece sensato,
necesario, jubiloso…”,

por lo que el proceso de “formación” del héroe se convierte en menos ideal y más carnal dando paso a la realidad del ser humano, con sus miedos y frustraciones (Cavilaciones de peso frente a la naturaleza de las cosas, pag. 22):

frag.

“…Quizá los deseos se cifren en presente
   y adjetiven un futuro con lealtades
o con un abrazo redentor,
pero llegan los vacíos y el lamento,
el sonido de los pasos que no di,
los corredores insospechados,
la infamia de la ceniza.
Los gritos son parte de ese azar,
de ese temblor indetenible…”

Nace también la necesidad de auto-afirmación, la búsqueda de certezas, ya sin bruma, con paisajes internos cada vez más concretos (Alrededor, la oscuridad de la materia, pag. 30):

frag.

“…No comprendo la razón del ser
ni el ser de la razón;
sólo siento la inquietud,
el altercado entre lo desparejo
   y la vacilación del orbe, fingiendo ingenuidad…”,

y afirmaciones que nos abren la puerta de otra habitación muy distinta, la puerta de la madurez (Temblores entre la sombra y la luz, pag. 32):

frag.

“…El sol insiste en conocerme,
en sembrar sentido
ante el umbral de un estrago.
¿Cuál es la llave de este abecedario
fundado en el cansancio
donde la reflexión se deshace
y el corazón late a ciegas?…”

 

GESTA

 

Llegamos así al segundo bloque de Hero Carmina, donde el protagonista se ha hecho ya a sí mismo, abandonamos por tanto el ámbito más pasional  y nos adentramos en la madurez del individuo, en la búsqueda del equilibrio entre la pulsación inconsciente del “Ello” y la aceptación de la realidad con sus limitaciones, normativa, ética y moral. Entramos de lleno en el ámbito del “Yo”. Aparecen, por tanto, distintas cadenas de mando, conceptos como la soberbia o la vanidad (El puro imposible del honor, pag 36) y el “cansancio” del protagonista ante los avatares de esa gesta que es la vida.

frag.

“…El tumulto no es música del viento,
es sangre rota, espuma de triza, desánimo.
No quisiera estar aquí
sino regando el verde de la tierra…”

El héroe (que aquí empieza ya a perder su inicial en mayúsculas) comienza a ser consciente de su debilidad, de sus tropiezos (Balbuceos de la razón, pag. 38) por otra parte necesarios para su avance-:

frag.

 “…Sólo intento superar la asfixia,
la opresión, el tedio, la acidez,
la desolada esperanza de equidad.
¿Dónde, la lógica, el juicio, la razón?…”
;

y toma conciencia de su ser y de sus orígenes (Unguis et rostro supra eorum, pag. 40):

frag.

“Soy Narmer,
soy Sargón el tirano,
el escudero huérfano de Aníbal Barca,
el primer ballestero de la Torre del Este,
un escritor manco o el guardián pontonero
de la última fortaleza de Atenas;
soy el timonel
de Pedro Sarmiento de Gamboa,
un segador gallego de Forcas, desocupado
y sometido a la injusticia.
 

Soy todos en esta cadena seminal,
un retal de polen,
una progenie de grises
   destinada a cuidar el mundo
   y mantener las fechas…”

Nuestro héroe no solo vive, inventa, camina y crece como lo hacía en “Partida”, en “Gesta” empieza ya a “recordar”. Las experiencias vividas le permiten pues la valoración, la confrontación y la toma de conciencia “del mundo” (Los tiempos de remanso dilatan las horas, pag.42):

frag.

“…Lo cierto es que el tiempo afloja los postigos,
las cenefas, los ideales;
sacude los relojes,
los cansa, los consume,
luego cruza los cuartos y desaparece
para consentir el sueño…”

 (Cicatrices de la ficción, pag. 43):

frag.

“…El estrépito de la calle impide oír la soledad,
sólo caminar parece cierto
a pesar de la ceguera.”

A estas alturas de la evolución del personaje, éste empieza a doblegarse ante ese mundo que digiere y que, en mayor o menor medida, comprende, y por ello, se somete ante él (Parpadeos de un derrotero heroico, pag. 44):

frag.

“Los caminos se obstinan en contar mis pasos,
devotos de este acero, lo buscan con avidez,
lo alientan al ensueño,
lo llevan a crear una utopía,
a traducir la risa al idioma que convenga…”

No se trata solamente de la asunción del mundo si no que asume plenamente, y a su vez, la relatividad de su “heroicidad”, otorgándole realismo y contundencia. Ahora ya no se trata del adalid que se lanza a la batalla para buscar gloria o riqueza, si no de un asalariado ante la sociedad que lo gobierna (Friegas de escombro en el abertal de la noche, pag. 46):

frag.

“…Una paga miserable
me obliga a repetir la bravura.
Me atrevo a respirar todo el tiempo
y dejo el aliento en lo inútil,
sirvo a otro, me derrocho.
Es de cemento la comedia.

Reverberan las sombras de la ciudad
a lo largo de calles tácitas
por donde vago sin son y sin remedio.
Hay condenas, iniquidad, desahucios,
y tanto espacio en las praderas…”

 

Y aparece, inevitablemente, el desconsuelo: Ciego, sordo, simiesco/ agitado por la carga,/ busco coartadas para respirar/ en un abismo de carbón”.

Y con el desconsuelo abandonamos este periplo para adentrarnos en el último apartado del poemario.

 

RETORNO

La comprensión del pasado lleva a nuestro héroe (aquí, definitivamente, lo escribimos con minúscula) a la búsqueda de la serenidad. Hemos llegado al “campamento” del “Superyó” donde las valoraciones punitivas y las reflexiones incriminatorias no son tratadas simplemente como aceptaciones de las normas sociales y la entonación de un “mea culpa” al uso, si no más bien,  como la asunción del propio ser (“Ahora soy de nadie/ de todos desaparezco”). Nuestro protagonista regresa a los lugares apacibles en busca de algo de amabilidad, abandonando contiendas y refriegas (Redención por el solaz, pag. 54) consciente del desaliento y de la soledad, aspecto éste último que cobra, aquí, una dimensión casi emancipadora.

frag.

“…Dejo la armadura en la calle
   y a dos pasos la alabarda.
Vuelvo por el fuego sencillo,
por el calor de la cena.
No tardaré en retomar el trabajo,
el cometido de viento,
la voluntad de ser al filo de un barranco…”

 

El regreso, el recuerdo, el desamparo, el remedio o el cansancio se convierten en este último capítulo en compañeros de viaje de nuestro héroe, tan protagonistas como él mismo, con tanto peso, tanta carga, tantas verdades y tantas otras mentiras en su haber. Y entre todos ellos, nos llevan de la mano hasta al último de todos los pasajes, de todos los andenes, de todas las estaciones, nos llevan directos al olvido.

Así acaba el círculo, el héroe que poco a poco va abandonando la “Idea” en favor de su propia  “Existencia” fundido en los poemas que lo dibujan y definen a lo largo del ciclo vital, el suyo, el nuestro, el de la humanidad.

 

Marian Raméntol, Barcelona, Febrero 2018.

 

 

 


Marian Raméntol (Barcelona, 1966). Miembro del grupo poético LAIE (2004-2009). Directora de la revista La Nausea desde el año 2006. Miembro del grupo musical O.D.I. desde el 2006. Miembro del colectivo artístico Grup Tremó (2010).
Miembro del grupo poético-pictórico-musical Oxímoron (Piropoesía y música cuántica) (2008-2010).  Su obra ha sido traducida a: Estonio, Armenio,Búlgaro, Alemán, Italiano, Portugués, Inglés y Rumano. 
Ha participado en el VIII Festival Internacional de poesía Moncayo (Zaragoza), I Festival Internacional de Poesía y Microrrelatos de Viladecans 2011, 18ª Festival internacional de poesía de Curtea de Arges (Rumanía), V y VI Encuentro Internacional ELILUC (Miami-Florida) y ha sido invitada al Festival internacional de poesía de Cluj (Rumanía) y al Festival Internacional de Pereira (Colombia).
Actualmente, en el ámbito literario, combina su actividad de dirección de la revista cultural La Náusea con la traducción de poetas contemporáneos italianos, la corrección y maquetación de poemarios, la impartición de clases de poesía en verso libre; y en el ámbito musical elabora con el proyecto O.D.I. la banda sonora y la producción de audio tanto para cortos como para largometrajes.
Obra publicada:
  • El insomnio de los verbos cansados. Edita: LN ediciones (E-Book). Junio 2017.
  • Primaria, decisiva e inaprensible. Edita: Alkaid Ediciones. Abril 2015.
  • Avui fosquejo morta & El silenci plou sobre les pedres. Edita: Ediciones Alvaeno. Agosto 2013. Edición en catalán que incluye dos poemarios, Avui fosquejo morta, de Marian Raméntol y El silenci plou sobre les pedres de Francesc Fortuny i Fabré.
  • Mu mürgine arm, mina ei ole loogika. Edita: Tartu Ülikooli Kirjastus. Marzo 2012. Edición bilingüe estonio-castellano. Selección de poemas de las obras “Hay un área de descanso un poco más abajo de mi vientre”, “Duología poética”, “No hubo apenas mar en el desnudo abierto de tus ojos”, “Los muñecos diabólicos de mi caja de pájaros” que comprende el período 2006-2010. Selección y traducción a cargo de Jüri Talvet.
  • Con mi nombre doblado sobre la cama. XVIII Premio Nacional de poesía Acordes. Edita Ayuntamiento de Espiel. Córdoba.2011.
  • Poemas 2011. XXVII Concurso de poesía Ciudad de Zaragoza. Accésit Pancartas incendiarias en mi pecho. Edita Ayuntamiento de Zaragoza.
  • Maldiciones del lado de la sombra. En coautoría con Cesc Fortuny i Fabré. Audiolibro-objeto. La Náusea Audiolibros (2011).
  • Los muñecos diabólicos de mi caja de pájaros. IX Premio Vicente Núñez de Poesía. Edita Diputación de Córdoba. (2010)
  • No hubo apenas mar en el desnudo abierto de tus ojos. VIII premio de poesía Leonor de Córdoba. Colección Daniel Leví. Asociación Cultural Andrónina. (2009).
  • Duología Poética, Un blues no es suficiente razón para morir y Pretendo que una guerrilla de poemas ataque de improviso el ático de dios. (Ediciones Atenas, 2008)
  • Comiendo Pelos Como Herejía Poética. (Ediciones Atenas, 2008)
  • Hay un área de descanso un poco más abajo de mi vientre. (Ediciones Atenas, 2006)
  • La Noria del Festejo. (Ediciones Atenas, 2005)
Obra publicada como traductora:
  • El murmullo de las cosas de Francesco Politano (Italia). Traducción al castellano. Editado por Asociación poética Caudal, serie Itálica, nº 2. 2014.
  • Monstruos Gentiles de Anna Ventura (Italia). Traducción al castellano. Editado por Editorial Emboscall. Colección Peccata Minuta. 2012.
  • Canciones Itálicas de Mircea Opriță. Tinta China, revista de literatura. Abril 2011. Ágora, papeles de arte gramático nº 20-23. Abril 2011.  Revista Poe+, nº 7, noviembre 2010, y nº 8, diciembre 2010. Revista El Alambique, nº 2. Fundación Alambique para la poesía. Noviembre 2010. Revista literaria El Coloquio de los Perros, nº 27.Octubre 2010. Revista Ágora, Papeles de arte gramático, nº 21. Noviembre 2010. Revista de poesía Piedra del Molino, nº 13. Otoño 2010.
  • La pequeña golondrina/la petita oreneta. Traducción al castellano y catalán de la obra original en italiano de Liberato Quaglieri, La Piccola Rondine. Revista cultural La Nausea. 2010.
  • Giorgio Barberi Squarotti. Traducciones publicadas en Porta d’Italia, biblioteca Eldigoras EOM. Espacio dirigido por Carlos Vitale.
Obra premiada:
  •  Accésit en la vigésimo séptima edición del Concurso de Poesía Ciudad de Zaragoza con el poemario “Pancartas incendiarias en mi pecho”. 2011.
  • XVIII Premio Nacional de Poesía ACORDES2010, convocado por la Casa de Cultura de Espiel (Córdoba), con el poemario “Mi nombre doblado sobre la cama”.
  • Primer Premio en el Certamen de poesía Vicente Nuñez , convocado por la Diputación de Córdoba, con el poemario “Los muñecos diabólicos de mi caja de pájaros”. 2009.
  • Premio del Público en el IV certamen de Poesía del Miedo convocado por Olifante, Ediciones de poesía, con el poema “Ellos ven la pupila desangrarse donde acaba la voz”. 2009.
  • Primer Premio del VIII certamen de poesía Internacional “LEONOR DE CÓRDOBA” de la ASOCIACIÓN CULTURAL ANDRÓMINA, con el poemario “No hubo apenas mar en el desnudo abierto de tus ojos”. 2009.
  • Primer Premio del III certamen de poesía Villa Ingenio 2008. Las Palmas, con la obra “Pretendo que una guerrilla de poemas ataque de improviso el ático de Dios”
  • Premio nacional de poesía Antero Jiménez 2006, Torredelcampo, Jaén, con la obra “Un blues no es suficiente razón para morir”
  • Accésit al premio de “poemes Curts” de Callosa d’en Sarrià 2005
  • Primer premio de los Juegos Florales “Sant Jordi” de Monistrol de Montserrat 2005
Instalaciones poéticas en exposiciones: (clica Aquí para más información)
  • Embudo entre dos mundos. Instalación compuesta por dos obras complementarias. Obra cedida para su exposición permanente en Konventpuntzero, Colónia Rosal. Berga. 2011.
  • Dona. Instalación móvil. Exposición “Día internacional de la mujer”. Sala Can Gibert. Monistrol de Montserrat. 2010.
  • Digestió de dones al Capvespre. Exposición “Día internacional de la mujer”. Sala Can Gibert. Monistrol de Montserrat. 2010.
  • Organipoema. Obra realizada conjuntamente con el escultor Josep Lluís Casaseca i Leal. Festival Tremó 2009. Monistrol de Montserrat.
  • Lluvia de poemas. Instalación móvil. Exposición intinerante “Artistes dels Portals”. Collbató, Bruc, Marganell y Monistrol de Montserrat. 2008.
  • Poemàtics. Exposición Monistrol Niu d’Art. Muestra de artistas monistrolenses. Sala Can Gibert, Monistrol de Montserrat. Mayo 2008.
  • “Ya no se centrifugan las Mañanas”, poema. Exposición homenaje “Dibuixos de’n Jordi”. Sala Can Gibert. Monistrol de Montserrat. Actualmente la obra está cedida para su exposición permanente en en centro de arte Can Serrat (El Bruc).2008.
Desde el año 2006 ha colaborado en diversas publicaciones y portales en la red, en su mayor parte con obra poética aunque también ha publicado ensayo y artículos de opinión. Ha sido entrevistada en múltiples revistas, y su obra ha sido ampliamente difundida en red, radio y televisión.