NUEVA PRESENTACIÓN DE “HERO – CARMINA”, poemario de Ricardo Rubio

Anuncios

ANGELO TORCHIA, La poesía en sus canciones

ANGELO TORCHIA, La poesía en sus canciones

AngeloTorchia

trad. Ricardo Rubio

Angelo Torchia nació en Catanzaro Amato, Italia. Su pasión por la música comenzó en la infancia y aún continúa. Ha escrito canciones para honrar las tradiciones italianas y ha participado en muchos festivales. Los aspectos más destacados de la carrera de Angelo ocurrieron en muchos destinos:  2013- Concierto en Moscú; 2015- Grabación de un video clip en Marruecos; 2015- Estadio Calabria Gyrfalcon Rosario Raffaele; 2015- Festival de vagabundos de Santa María; 2015- Festival “Canta con nosotros”; 2015- “Festival de Pentone” en Vibo, Calabria; 2015- Catanzaro Gimigliano, Crotone, Cosenza, Amato, Roma, Bolonia; 2016- Videoclip grabado en Edmonton; 2016- Festival de Alto Lonian, Monte Giordano; 2017- Las Vegas San Gennaro Festival.
Angelo es conocido por sus voces ricas, poderosas y creativas. Con su entrenamiento melódico y versatilidad, es capaz de agregar diferentes técnicas que le permiten desarrollar un estilo de blues.
Acaba de lanzar “Per Sempre” y “Nel Tuo Silenzio io”, que se inspiró en una historia de amor. En este momento, está grabando un nuevo álbum que se distribuirá en Calabria.

Angelo Torchia y Ricardo Rubio

FANTASÍAS EN TAMSUI (Canción)

Espero y aún alimento fantasías
que siguen en el juego
Éste es mi lugar
Yo viajo un poco
si solo me quedo un momento, sabes por qué
Tengo un auténtico motivo
que reflorece un loco sentimiento
en este instante pálido y oscuro
Me comporto con un poco de fastidio arcaico
pero claro que algo cambiará
Somos incapaces
incorregibles
en esta realidad
nos  importamos
sin identidad
siempre estamos solos
Me manifiesto y digo fantasías
que reflorecen en mi mente en este instante
Te miro en torno y no eres tú
En estas notas vales más
Los sueños están siempre cerca de ti
Somos incapaces
incorregibles
En esta realidad
nos  importamos
Sin identidad
siempre estamos solos
Aquí me detengo a descansar
No hay nada en mí
En mi mano, entonces,
tomo la vida
que no será
No estamos solos.

Fantasie in Tamsui

Attendo e nutro ancora fantasie/ Restano un gioco/ È questo il posto mio/ Io viaggio un po’ / Se resto solo un po tu sai perché/ È valido il motivo che c’è in me/ Riaffiorano in folle sentimento/ In questo scuro e pallido momento/ Agisco con fastidio un pò retrò/ Certo che qualcosa cambierà/ Noi impotenti noi/ Incorreggibili/ Questa realtà/ Noi importanti noi/ Senza identità/ Siamo sempre soli noi/ Io parlo e dico le mie fantasie/ Che riaffiorano la mia mente ormai/ Guardandoti intorno non sei tu/ Con queste note tu vali di più/ Sogni sempre più vicini a te/ Noi impotenti noi/ Incorreggibili/ Questa realtà/ Noi importanti noi/ Senza identità/ Siamo sempre soli/ Io resto fermo qui/ Non c’è niente in me/ Poi prendo in mano io/ La mia vita che/ Non sarà/ Non siamo soli.

PARA SIEMPRE (Canción)

Déjalo en mí
Dale un sentido a mis sueños
La encontré, tú sabes
una razón para mis días
Me queda un poco
para pensar en ti
Es la última oportunidad.
Si me quedo aquí
no es para que me dañes aún más
No me gustarían
las mentiras de siempre
Pero quiero que sepas
que en mí hay un vacío
El destino se va diluyendo entre nosotros
Solo un deseo
abruma mis pensamientos
y vuelve a despertar los sueños
de tu respiración sobre mí
Es fácil volar
y no rendirse
Juntos, tú y yo
sin desperdiciar
este amor que existe en mí
Eres el reflejo de mis días
tal como quisiera
Solo un deseo
abruma mis pensamientos
Despierta sueños
de tu respiración sobre mí
Es fácil volar
sin rendirse
Juntos, tú y yo
Una mente angustiada se crea en mí
Estoy buscando lo que no eres
Ahora he comprendido que no tendré
otra historia con ella
Es fácil volar
sin respirar
Otra vez tú y yo
Tú y yo
Para siempre.

Per sempre 

 

Lascia pure in me/ Lascia un senso ai sogni miei/ L’ho trovato sai/ Un motivo ai giorni miei/ Restò ancora un po’/ A pensare a te/ Ultima occasione che c’è./ Se rimango qui/ Non per farmi ancora male/ Non vorrei che sia/ 

La solita bugia/ Ma voglio che tu sappia/ Che c’è un vuoto in me/ Sfuggente è il destino tra noi/ Un solo desiderio/ Travolge i miei pensieri/ Risveglia i sogni/ il tuo respiro su di me/ Facile volare/ Senza rinunciare/ Insieme io e te/ Non buttare via/ Questo amore che c’è in me/ Sei tu riflesso ai giorni miei/ Come io vorrei/ Un solo desiderio/ Travolge i miei pensieri/ Risveglia i sogni/ Il tuo respiro su di me/ Facile volare/ Senza rinunciare/ Insieme io e te/ Mente sconvolta si crea in me/ Cerco quel che non sei/ Ora ho capito che non avrei/ Un’altra storia con lei/ Facile volare/ Senza respirare/ Ancora io e te/ Io e te/ Per sempre.

EN TU SILENCIO YO (Canción)

Hay un sueño que nació en nosotros,
debes hacerlo crecer
Si te surgen dudas
reúne las pocas afinidades
átalas a tu corazón
ahora que estás ahí
noble sentimiento
Somos fugaces entre las sombras
Te busco y también tú
La noche es larga, sabes
lejos de los oscuros silencios.
En tu silencio, yo
Si te aferraste a mí
superarás los obstáculos
no podrás fallar
solo nosotros lo agradecemos.
Tú quieres un camino sin tropiezos
En tu silencio, yo
Si me abrazaras con fuerza
alcanzaría
esa cumbre que deseas
y la mantendría en nosotros
aún vive en el olvido
Serios son tu pensamiento y el mío
Mi mente libera
una imagen tuya
tu cara límpida
es arte libre
Una caricia vibra
en tu mejilla
Una sonrisa.
En tu silencio, yo
Si me aferrara a ti
superaría los obstáculos
no podría fallar
Solo nosotros
Solo nosotros
En tu silencio, yo
y tu misterio en mí
Sutil es tu secreto
que me aleja de ti
Estamos juntos ahora que sí estás.

Nel tuo silenzio io

 

C’è un sogno nato in noi,/ Devi farlo crescere/ I dubbi tuoi se emergono/ Raccogli i pochi vincoli/ Ormeggiali nel cuore tuo/ Ora che tu ci sei/ Sentimento nobile/ Siamo nell’ombra labile/ Io ti cerco e tu/ La notte è lunga sai/

Lontana dai silenzi bui./ Nel tuo silenzio io/ Se ti stringessi a me,/ Supererai gli ostacoli/ Fallire non potrai/ Siamo grati solo noi./ Un fluido cammino vuoi/ Nel tuo silenzio io/ Se mi stringessi a te/ Io raggiungerei/ Quell’apice che vuoi/ E lo custodirei in noi/ Vivi ancora nell’oblio/ Sobrio è il tuo pensiero e il mio/ La mia mente libera/ Un immagine di te/ Il tuo volto limpido/ Sono arte libera/ Una carezza vibra/ Sulla guancia tua/ Un sorriso/ Nel tuo silenzio io/ Se ti stringessi a me/ Raggiungerei gli ostacoli/ Fallire non potrei/ Solo noi/ Solo noi/ Nel tuo silenzio io/ Il tuo mistero in me/ Sottile è il tuo segreto/ Che mi porta via da te/ Stiamo insieme ora che ci sei.

 

 

HERO – CARMINA, poemas al héroe de todos los días (Ventana de Jorge Maxit)

Alfredo Jorge Maxit

(Ventana de Alfredo Jorge Maxit)

POEMAS AL HÉROE DE TODOS LOS DÍAS (HERO – CARMINA),

AL HOMBRE COMÚN, es el último libro del poeta, novelista, dramaturgo, traductor, Ricardo Rubio. Su autor ha ido ensanchado su mundo poético al tomar contacto con autores y países del mundo. Les transcribo el poema introductorio de Hero – Carmina y un comentario de Amadeo Gravino sobre el mismo.

.
Liminar

Hero – Carmina

El niño despierta al mundo cuando advierte la destreza.
Deshoja lanzas y arquería de fresno,
trepa al paraíso y recorta horquetas para llegar más lejos.
Poco a poco domina el arte de las piedras,
da filo a las espadas de palo y pratica la alegría.
Luego llegan las mañanas del alfabeto:
las líneas cruzan el papel y el lápiz cristaliza la memoria.
El artificio de esa magia llena el espacio,
da cuenta de realidades tan lejanas como baldías,
toma la voz de un mapa y ordena letras más allá del silencio.
A veces los dedos cierran las vocales y abren la desdicha;
otras veces, el dolor en punto de la noche siembra un velo en la razón.
Tiznado entre la inercia y los sueños
el héroe empieza a vivir jugando al desenlace.

Comentario de Amadeo Gravino.

“Hero – Carmina abre con una frase muy significativa de Thomas Carlyle: Puede ser un héroe lo mismo el que triunfa que el que sucumbe, pero jamás el que abandona el combate…
Esta cita de Carlyle, sumada a una nota liminar aclaratoria de Rubio, nos hacen notar que la intención del poeta será referirse al héroe de todos los días, a las permanentes batallas libradas en su devenir por el héroe de todos los días, es decir el hombre común.
Y lo hace apelando directamente a la poesía épica clásica, apelando a las estructuras formales de la canción de gesta tradicional, para mostrarnos en detalle las peripecias de esas batallas diarias de los seres anónimos que pueblan el mundo enloquecido que nos toca padecer.
Este es un trabajo serio que se va desarrollando sin trabas, con naturalidad desde el niño, sus primeras sensaciones, sus sueños, sus mitos iniciales, hacia el incierto futuro que lo va envolviendo (¿lo va hundiendo?) en el tiempo posterior que lo llenará de desconcierto, fracasos y frustraciones.
Quiero hacer notar que resulta muy apropiada la riqueza de lenguaje épico y también la secuencia rítmica empleadas a lo largo de los distintos pasajes de la obra, ambas también densas y contundentes hasta el punto de lograr la plena identificación emocional del lector”.

Acerca de Hero Carmina, de Ricardo Rubio, por Susana Lamaison

Hero – Carmina

Acerca de Hero Carmina, de Ricardo Rubio, por Susana Lamaison

  Los verdaderos héroes de la historia ofrecieron la mano, la palabra…
RR

Entendemos por héroe al principal personaje masculino que protagoniza una obra literaria. El término tiene connotaciones de virtud y honor.

Dice Carl Jung en El hombre y sus símbolos que el mito del héroe es el más común y mejor conocido del mundo. Lo encontramos en Grecia y Roma, en la Edad Media, en el lejano Oriente, y entre las comunidades originarias y tribus contemporáneas. Lo mismo Ulises que Eneas, Sanson que David, el Campeador que Rolando, Sigfrido que el Rey Arturo, Sandokan que Tarzan, el Zorro que Popeye, los tres Mosqueteros que Batman, Rambo que el Inca Atahualpa.
Representan a su cultura de origen y suelen estar dotados de condiciones extraordinarias, desde el momento de su nacimiento y aún desde su concepción, con las que responden a las necesidades de su medio, tiempo y circunstancias. Son exactamente lo que se espera y necesita de ellos. No siempre son imaginarios o fantásticos, los hay reales y cotidianos. La historia los ha dejado en un lugar de privilegio y, en ocasiones, también, los ha olvidado. Pueden variar los detalles de sus costumbres, vestiduras, armas, recursos, pero su esencia y su estructura psíquica no varían. Saben de sacrificios y de privaciones, caen y se levantan, no cejan en sus intentos de alcanzar el ideal, son admirados, seguidos y también son traicionados. La muerte los heroiza aún más y pueden, en los casos más asombrosos, vencer después de muertos como el Cid del Ciclo de Romances.

Susana Lamaison

El héroe tiene fortalezas y debilidades, y crece a través de la superación de cada una de ellas, con ayuda de otros o sin ella. A veces hace entrega de su ser a la Corona, al Estado, a un pueblo, a la amada o a una causa revolucionaria y por ellos vive, sangra y muere. “El héroe no sería héroe si la muerte lo aterrorizara”, dice Campbell. Esta es su última partida…

“Los creadores de la leyenda raras veces se han contentado al considerar a los grandes héroes del mundo como meros seres humanos que traspasaron los horizontes que limitan a sus hermanos, y regresaron con los dones que solo puede encontrar un hombre con fe y valor tales. Toda la vida del héroe se muestra como un conjunto de maravillas con la gran aventura central como culminación.” (De El héroe de las mil caras. Psicoanálisis del mito, Joseph Campbell).

En la modernidad, donde “Muertos están los dioses…” (Así hablaba Zaratustra, Nietzsche), podríamos sospechar que muertos están los héroes y que ya no existe la sociedad a la que dioses y héroes daban soporte. Se deja a un lado así al Héroe de vivir la vida que nos toca, simplemente… ¿Qué mayor heroicidad?

HÉROE es el que enfrenta el día a día, el que emprende la dura tarea de crecer, el que se somete a un régimen con el que no acuerda, el que lucha anónimamente por su causa, el que defiende sus ideales, el que arriesga su vida por el prójimo, el que pasa necesidad y comparte lo que tiene, el que sufre y padece y no se doblega, el que elige morir antes que corromperse o claudicar con su propósito. Héroe es el que batalla en la guerra de todos los días. El que sale de su casa, se expone al medio que no siempre es favorable, acepta las adversidades de vivir a solas o en comunidad, sostiene su hogar, protege a su familia, defiende su fe o sus convicciones, sabe también de represiones, persecuciones y ostracismos. No necesariamente proezas físicas ocupan al héroe, también las espirituales o las que imponen el silencio y la discreción.

Aquel que se ha atrevido a escuchar la llamada interior, ha conocido las asechanzas y peligros y, también, la soledad que la aventura implica. El que no se pierde en los laberintos externos e internos porque tiene fuerza interior y claridad de pensamiento, el que sabe lo que su alma necesita, ese es el HÉROE.

Hero carmina de Ricardo Rubio es una Cantata o Canto de Héroe. Se percibe en la obra a un héroe que canta la propia aventura de vivir. Los héroes siempre han sido cantados. Los antiguos Cantares de Gesta medievales remiten a los cantos de guerra que entonaban los guerreros antes de hacerse a la lucha, es decir, una versión de las marchas o cantos marciales de los ejércitos o los cantos tribales que estimulan e inducen a la lucha a los indígenas o a los jugadores deportivos. En esta ocasión es el Héroe el que canta…

“No habrá juglares ni trovas
para el héroe de todos los días.” pág. 33

Hero Carmina está estructurado en tres partes como corresponde al itinerario de todo héroe: Partida, Gesta y Retorno, con número similar de poemas en las partes que lo componen (13, la primera y 11, las dos siguientes), más un Liminar y un Epílogo —cada uno de métrica, ritmo y extensión diversos, en un excepcional nivel lingüístico—. La obra presenta ya en los títulos un rico campo semántico de voces propias de una gesta: lid, periplo, fiereza, lucha, adalid, victoria, titán, honor, cicatrices, derrotero, friegas, gloria, emboscada, que anuncian un posterior despliegue generoso y bellamente expresivo.

“Deshoja lanzas y arquería de fresno, trepa al paraíso
y recorta horquetas para llegar más lejos.” pág. 9

Desde el comienzo se advierte un paralelo entre la lucha del héroe-hombre y la del héroe-poeta, porque Ricardo Rubio ha escrito desde siempre y ha cantado, ha recorrido exitosamente todos los géneros literarios —poesía, narrativa, cuento, minicuento, novela, ensayo—, ha dirigido y representado sus propias obras de teatro, ha sido maestro de muchos poetas y narradores, ha creado grupos literarios, ha conocido a todos los grandes escritores de nuestro tiempo, ha trabajado artesanalmente el material que ha editado, ha traducido, y hoy es leído en varias lenguas y frecuenta los espacios literarios más diversos del mundo. Este es el camino del héroe-bardo que emerge con la simple fuerza de su palabra, crece, se despliega, inunda, luce, derrama su fuerza creadora, lidera y nutre a escritores y a amigos.
Elijo extractar los versos de la obra que sostienen la idea del héroe-poeta que desde sus primeros años siente y tiene una profunda inclinación por la palabra:

“Hay hechos que quieren suceder,
palabras que ansían ser pronunciadas.” pág.11

Desde el seno del hogar amoroso parte el héroe a cumplir su destino.

“Mujer de Alence, mi madre, hombre de Forcas, mi padre, fueron los primeros héroes que conocí.” pág. 7

Advertimos la destreza y la intención primeras:

“El niño funda la sustancia silábica,
una intención de lumbre en el sonido.” pág. 14

Y el comienzo de lo que podría entenderse como aprendizaje formal:

“Luego llegan las mañanas del alfabeto: las líneas cruzan el papel y el lápiz cristaliza la memoria.” pág.9

Surge el planteo de formarse y aprender, con sus naturales consecuencias:

“A veces los dedos cierran las vocales y abren la desdicha” pág. 9

El héroe escriba y poeta se plantea:

“¿Por qué cargo entonces una lanza
y un escudo sobre estos pies?
¿Un lápiz de sueño en cada mano?” pág.13

El afán y la intención poética no ceden, nadie dijo que el recorrido fuera fácil…:

“En mitad de una canción surge el estrago
y agita la zozobra.” pág. 17

Es ambiciosa la ilusión y grandes, la ansiedad y la esperanza, ante el camino no andado o la página en blanco:

Susana Lamaison

“Pretendo escuchar el silencio,
navegar las ideas,
unir puntos luminosos en medio de la nada.
No elijo el lugar ni las vocales,
sólo tengo anhelos, deseos, ansias.” pág. 17

Los logros del héroe habrán de concretarse, paso a paso, pero existe la angustia:

“¿Quién comprende el latido
o el color del entusiasmo?” pág. 57

En pos de su quimera el héroe-poeta va atravesando por distintos estados de ánimo:

“Broto de esa sed, la hago real,
la confirmo en cada grito, aunque las horas
arrecien la desolación del pulso
cuando todo sale mal.” pág.25

Busca distintas motivaciones y se justifica a sí mismo:

“… el porqué de los pájaros en el aire
avivará mis pasos,
dará sentido al paño de aquel niño
que partió mil veces
y otras mil regresó
para llegar más lejos.” pág. 27

Héroe-poeta renueva los intentos y tiene aspiración de trascender y permanecer en la memoria:

“Insisto en alcanzar cierta voz
y sembrar luces en el recuerdo.” pág. 20

Admite que los primeros escarceos tienden a ser desacertados, pero llevan pureza y esperan aceptación:

“La primera estocada de una leyenda
es torpe y absurda, grosera en esencia,
inocente.
No desea herir, solo exhibe el oficio
y aguarda aprobación.” pág. 61

o en:

“quizás mi juventud buscó el elogio,
la esgrima de los músculos y el brío;” pág.64

 

Óleo de Safet Zec

Evoca la juventud y fundamenta magistralmente la razón de su partida primera:

“solo partí para medir la astucia,
para tullirme en los inviernos
mientras civilizaba la euforia.” pág.64

Siente y sabe que se acerca, más y más, a la llama que vislumbra desde su partida:

“Las preguntas cavan hondura en la visión,
modulan idiomas en la voz,
pincelan en el aire;
vanos señuelos para atrapar la chispa
en el inicio del fuego.” pág. 29

Por momentos el héroe vacila, aunque no se detiene ni se distrae:

“Necesito saber si la palabra
surge de la ceguera,
si nació con aquel niño
que manipuló un susurro
para generar el habla.
Necesito sentir que la voz
es modulación de lo cierto
y que la tinta revela un frenesí.” pág.30

Conoce en su trayecto escritural las vanidades ajenas, la imitación, la burla, el menosprecio, el narcisismo…

“Tarde descubrí que la gesta
conspira, agita, agota,
intenta enmudecer la llama que relumbra” pág. 18

También lo invaden sus propios cuestionamientos:

“Llegan los vacíos y el lamento,
el sonido de los pasos que no di” pág. 22

Sensible y fiel a sí mismo podrá experimentar el miedo:

“El miedo puede habitar el poema
y cada línea puede confirmar
un ladrido ciego.” pág. 32

También, pensar que ha perdido el norte:

“¿Cuál es la llave de este abecedario
fundado en el cansancio
donde la reflexión se deshace
y el corazón late a ciegas?” pág.32

Es que en el terreno que debe recorrer no abundan la sinceridad propia ni la ajena:

“Me cubro por temor a la tormenta;
la franqueza es inútil
en este mar aturdido.” pág.51

Por momentos nuestro héroe se ha sentido “un escritor manco”, “un segador gallego de Forcas sometido a la injusticia”, pero no duda de ser “…todos en esta cadena seminal”, vale decir, quizás, abarcar a todos y decir por todos. pág.40

El héroe-hombre-poeta ha conocido la tibieza del hogar paterno al que se vuelve para recuperar fuerzas, ha gozado del amor de su mujer y de sus hijos (“No es bueno que un abrazo no suceda.”, pág.18), ha andado y desandado los caminos, sobrellevó adulaciones y agravios, conoció las antípodas de los afectos, fue el escriba nocturno que vivió por sus manos, se aventuró en terrenos difíciles y poco auspiciosos, agotó y recuperó sus fuerzas, conoció privaciones y holguras, y fue —como todo héroe— sorprendido, imitado, combatido y amado…

“Apremio, esfuerzo, amenaza,
la sangre se sacude, hierve,
alza la voz y fatiga el tiempo.” pág.44

En su intento de salvar el mundo de la palabra, el héroe-poeta se rinde ante ella y la acepta como reina:

“Tendido ante esta ley,
la llave del tiempo,
la que intento comprender envuelto en tinta,
sigue siendo la sublime,
la madre del eco,
la reina del costado gris:
la palabra.” pág.32

El héroe-bardo pasa de pensar “Mi presagio de cantar no es de rodillas”, pág.16, a “Mi presagio de cantar es de rodillas”, pág. 66, vale decir que, con la humildad que solo los grandes conocen, acepta que ha podido crecer en la dura gesta de vivir. Su palabra tiene el mismo poder que el filo de la espada. Ya no la ostenta, ella brilla sola, y su luz hace caer los escudos desgastados de otras voces. Ricardo Rubio es el héroe-poeta de las cosas hechas y por hacer, de los géneros frecuentados y por frecuentar, de las palabras dichas y de las palabras por decir.

Susana Lamaison, 2018


Susana Lamaison nació en Buenos Aires en 1947. Es Maestra Normal Nacional, Profesora en Lengua, Literatura y Latín, y Licenciada en Letras. Ejerció durante largos años la docencia en Nivel Secundario y Universitario.
Actualmente se dedica a la Corrección Literaria Institucional de la Universidad de Morón, en el Departamento de Relaciones Institucionales/Unidad de Medios/ Página web/Editorial/Imprenta, de esa Casa de Altos Estudios.
Desde hace más de 20 años participa de las actividades de la Fundación Internacional TOZAI (Oriente-Occidente), http://www.tozai.com donde ha sido miembro organizador de los Encuentros Internacionales de Poesía Haiku, y también Miembro del Jurado de Certamen Internacional de Poesía Haiku (2016). Es asimismo Correctora de los libros de los Encuentros y tiene a su cargo un espacio en la página web de la Institución: Tozai esquina Haiku. Sus poemas Haiku han sido traducidos al japonés.
Ha publicado los siguientes libros:
Por la Rama del Paraíso. Poemas. 2002.
Caerá otra lluvia… Haiku, 2007.
Haiku para la vida, 2011.
Como se van los pájaros… Haiku, 2011.
de olvidos y memoria. Poemas, 2012.
Palabra en el tiempo, Poemas, 2017.
Ganó recientemente el Premio Poesía con su libro Evocaciones, Poemas. Concurso XV, 2017.
Colabora con el Centro de Estudios Poéticos dirigido por la Dra. Graciela Maturo.

EL OTRO QUE HABITO, poemario de Jorge Oscar Bach, por Beatriz Minichillo

Jorge Oscar Bach

“El otro  que habito” es un poemario pleno de sutileza, riqueza interior, desgarramiento. Es el hombre desarraigado de sí, contemplando lo inconmensurable, mirándose hacia adentro, hurgándose y tratando de extraer lo que lo contiene, con dolor, con resignación y a la vez con rebeldía.

El otro que habito

Se pasea por los paisajes dibujándolos, poniéndolos al alcance de la vista del lector como un cuadro, muchas veces con dolor aunque con una esperanza de persistencia. Las seis partes en que se divide el libro marcan claramente seis posiciones ante el mundo y ante sí mismo.

No están exentos los temas sociales, la realidad que golpea, a veces el desánimo pero siempre hay algo que eleva el ser por encima de esas mismas realidades. Versos sencillos y contundentes, que se detienen en los detalles y de allí extraen su riqueza. El amor, el dolor filial, los estados de ánimo que procuran las estaciones del año, la preferencia por los pequeños detalles. Todo ello compone una lectura que deja un sedimento en quien la aborda.

Imágenes como “vaciar los ojos en tu cuerpo”, “revelarte que lo que fui y amé permanece”, “pienso en la tranquilidad de quien pretende ser siempre el mismo”. “El dolor no nos somete, la queja sí”. Y la reflexión:

“quien se atreverá  a hacer silencio para escuchar la sentencia del atardecer”.

“El otro que habito” deja un mensaje dirigido más que a los demás, al propio poeta que se repliega sobre sí mismo para encontrar su esencia.

Me gustó mucho ser partícipe de su lectura. Muchas gracias por esa riqueza interior derramada y muy sugerente la foto de tapa.

 

 

Beatriz Minichillo

AMOR EN TIEMPO DE GUERRA, poema de Jeton Kelmendi

Trad. Ricardo Rubio

poem edited by George Wallace

 

Jeton Kelmendi

AMOR EN TIEMPO DE GUERRA


                                                    Jeton Kelmendi (Kosovo)

 

A veces quiero que sucedan
estas cosas,
de un modo distinto.
Para dar un ejemplo: Una gran niebla cayó sobre mí,
y fue fácil cruzar la frontera
para ser el primero en llegar a ese lugar
donde hace unos meses
vi una muchacha
de cabello rizado.
Solo la vi
y más tarde la soñé, mientras
me enamoraba.

Al final
es la guerra y no
conocemos el futuro.
Todos los días peleamos con la muerte
y hay historias de que
alguien -quien sea-
cayó por la libertad,
u otras noticias,
como que el enemigo
fue destruido;
éstas son rutinas diarias.
Tal vez
puedan compartirse con alguno.

¿Que alguien desea amor
durante el tiempo de guerra?
Alguno pensará que eres estúpido.
Pero incluso en las peleas más feroces,
un soldado nunca dejará de pensar en el amor.
Lo he visto en mí.

En tiempos de guerra
solo Dios sabe
cómo será el final.
Quizás
el sin tiempo tiene espacio para el amor.
Tiempo de víctimas.
Pero, ¿y si todos plantaran
la muerte,
quién cosecharía
el amor?

Un poeta piensa
que los grandes amores
nacen en tiempos de guerra.
Quizás…
acaso excediendo la imaginación
de una historia bíblica,
o
incluso las historias más ilustradas
de Lorca y Hemingway.
Simplemente
el amor es otra guerra,

es una guerra infinita
incluso la guerra más larga
más larga que cualquier otra.
Pero las armas son
otras:
Corazón, Alma y Sexo.

vine por mi voluntad
y fui
al centro mismo del escenario.
Hay guerra,
la estás viendo día tras día.
La vida es cada vez más aburrida
y así fue el comienzo:
la mente me confundió,
con cierta felicidad estuvimos listos
para un poco más de amor.

¿Es esto un sueño o un antisueño?
No estoy seguro
si hoy alguien lo preguntase,
pero, sorprendentemente,
ocurrió.
99 veces pude morir
cada una de las 99.
¿Sin guerra,
cómo puede comenzar un amor?

No se puede imaginar.
Hay amor y hay guerra.

Ya tarde en la noche
la luna se ha olvidado
de salir,
un soldado regresa y parte
hacia otras líneas del frente;
cuando hay amor durante la guerra
la guerra continúa…
Ah, soldado, oh, soldado.


Noviembre de 1999,
en algún momento de la Guerra de Kosovo.

 

LOVE IN WAR TIME

.                                                     by Jeton Kelmendi

Sometimes I want them to happen
These things
Differently
For example, a heavy fog fell on me,
And a border was easily
Crossed —
To pass there first of all
Where a few months ago
I saw a girl
With curly hair,
Only saw her —
And to dream later on, while
Falling in love.

 

At the end
It is war and we don’t
know the future
Every day fighting with death these stories that
Someone or whomever
Fell for freedom,
Or other news,
Such as the enemy
Was destroyed,
These are daily routines.
Perhaps
To share with someone

 

That he desires love
During war time,
Someone will think you are stupid
But even in the fiercest fights
A soldier will never stop thinking about love
I have seen it in myself.

 

In time of war
God knows
How the end will come,
Perhaps
No time has space for love —
Time tolls,
But what if everyone planted
Death
Who would harvest
Love?

 

A poet thinks
that the greatest loves
Are born in war time.
Perhaps,
Perhaps — exceeding the imagination
Of a bible story,
Or
Even the most illustrated stories
Of Lorca and Hemingway.
Simply
Love is another war,

 

It’s an infinite war
Even the longest war
Longer than any other.
But weapons are
Something else:
Heart, Soul and Sex.

 

I came for myself
And went
Right to the center of stage.
There is war.
Are you looking at it, day by day
Life is becoming even more boring:
This is how it started
My mind confused me,
And with happiness we were ready
For a little more love.

 

Is this a dream or anti-dream;
Not sure
If someone will ask,
Today —
But, surprisingly,
It happened.
99 times, I have been able to die
All 99.
Without war,
How can love begin ?

 

It cannot be imagined.
There is love, and war.

 

Late night
The moon has forgotten
To come outside,
A soldier returns, departs
For other front lines;
When there is love during war time
War continues…
Ah soldier, oh soldier.
November 1999,
sometime in the War of Kosovo.
 

GIUSEPPE NAPOLITANO traducido por Gustavo Vega y Carlos Vitale

GIUSEPPE NAPOLITANO (ITALIA)

Giuseppe Napolitano

Giuseppe Napolitano nació en Minturno en 1949 y reside en Formia.

Ha publicado los siguientes libros de poesía: Momenti (1970); Dentro l’orma (1978); Maschera (1978); Se rincorri un po’ di ieri nel domani (1989), Haiku (1990); E poi… / Et puis… (traducción al francés de Antonio Agnisola, 1991); Creatura (1993); Poesia / non poesia (1994); Gaeta. 17 cartoline (con dibujos de Mario Magliozzi, 1996); Parola di parole (1998); Ritornello di apparenze / Refren de aparenze (traducción rumana de Ana Covaciu, 1998); Cuore di sabbia (1998); Partita (1999); Sin remedio / Senza rimedio (traducción española de Carlos Vitale, Save As, Barcelona, 2000); Equilibrio variable / Equilibrio variabile (traducción española de Carlos Vitale, 2000); Passi. Pensieri di poesia (2001); Passaggi (2002); Insieme a te io sono nato ancora (2003); Alla riva del tempo (traducido al esperanto por Amerigo Iannacone, 2005); Antologia 1967-2007 (Guida, 2008); Medida de vida (bilingüe italiano-español, trad. de Carlos Vitale, 2009); entre otros.

Antología 1967-2007

Últimos trabajos en traducción: Dipingere la luce, de Gustavo Vega (2012); Malamour, de Daniel Leuwers (2012); Divina dignitá della parola, de Athanase Vantchev (2014); Concerto, de Daniel Leuwers (2015); Battiti d’ali, de Siham Sfar (2017); Dialoghi, varios autores (2017).

Alla riva del tempo

 

Ganador de importantes premios literarios, ha escrito diversos ensayos (entre otros, sobre Italo Svevo y Tempo letterario, 2006) y ha traducido al italiano I nostri anni via in un sospiro del poeta irlandés John Deane (2000) y Sestine di Campodimele de la poeta francesa Nicole Drano Stamberg (2002), además de poemas de Catulo, Horacio y los líricos griegos arcaicos.

Dialoghi (Traducciones al italiano)

Ha creado un sello editorial (la stanza del poeta), con el que ha publicado desde 2005 más de 30 libros suyos (entre otros: Vola alta, parola, La norma della diversità, Lodeve 2006 e Il tempo trovato) y de autores italianos (A. Iannacone, U. Piscopo, M. Carlino, etc.) y extranjeros (C. Vitale, G. Drano, S. Negrouche, G. Vega, A. Tufa, Á. Serna, etc.).

 

 

 

 

 

.

Uliside

 

Aún cuando logres detener tu viaje
– cuando una pausa te permita descansar –
te espera de nuevo (y no siempre es desagradable)
un piélago abierto (una llamada virtuosa
al conocimiento  – y si Ulises te llama
a la empresa no puedes negarte
a seguir el loco vuelo que confirma al hombre)

Y entonces zambulléndote tratas de llegar
lo antes posible a la lejana orilla
dónde esperas que alguien te espere.

Quien podrá darte un espejo sincero
para que te ilumine: ¿cuál es
el camino para volver a mi casa?
y todavía y todavía la parada es más leve
si ya piensas en otros caminos
en otras empresas y otras ficciones
que buscas y no siempre puedes lograr.

                                                                                                (trad. Gustavo Vega)

 

———

La respuesta hija mía

 

y si Bob aún pregunta cuánto tiempo
cuánto tiempo necesitas para ser hombre
no tienes lista la respuesta y no es verdad
que se la ha llevado el viento – la has perdido
cuando aún habrías tenido todo el tiempo
de perseguir también el viento y hacerla tuya
(ahora prueba a forzar tu suerte)

 

*

 

para siempre joven mientras estés a mi lado
seguiré el aprendizaje de tus años
y antes o después estaré listo para regalarte
el horizonte que aún no te responde

tal como una mujer hija mía
sabe que no es fácil: tus zalamerías
no cambian el curso de los hechos

si delante un mundo hostil se presenta
a tus ojos de niña que crece
y no tiene más que esperar
y no tiene más que creer – en sí

———

 

Idea – palabra

 

Aliento del ser
la palabra
sobre la página surgida
tormento de una página limpia

en la corriente
al margen de los días
el desaliento
de un guijarro extraviado

es la vida
que por dentro te inflama
– mendigando verdades
despliega improntas la idea
débiles ofrendas destinadas a perderse

luz desde la oscuridad
desembrolla la sangre
una maraña de imágenes

– sonido de victoria
verbo que ilumina y fija
el camino

cuántas palabras para que una sea
fruto y vida
signo de carne
que el papel incide

———

 

Último cigarrillo

                                                           A Michele Lepore

 

Querido Michele – como escribió una vez
alguna – que te has perdido dices
un poco de vida y un poco más – reflexiona
sobre cómo es bello y será bello aún
perder para tener al fondo del callejón
de otra vida el sol (no aquel por Dios
del porvenir necesariamente…)
lo que calienta las jornadas aunque frías
que da fuerzas a quien ya no las siente

Querido Michele – quisiera ponerme a llorar
junto a ti pero tú no lloras ahora
a pesar de que reconozcas haber perdido
al juego también un poco (desgraciadamente)
en el amor (a pesar de que se diga lo contrario)
atrapando mariposas y malgastando
los céntimos a veces – también aquellos
por un bocadillo o el improbable último
cigarrillo que marcara tu meta

Entonces junto a ti río de corazón
pensando en cuántas veces hemos tenido
la certeza de una posesión luego desvanecida –
y poníamos buena cara al mundo
y sabíamos que de esos momentos
salíamos siempre conscientes de ser
(inevitablemente) quien debíamos ser
– en la escalada a aquel bien verdadero
que descubrir por fin en una mano tendida.

 

                                                                                               (trad. Carlos Vitale)