CUENTOS PARA LEER EN SAN MARCOS, de María Laura Guevara

14x20, 116 pag.

Narrativa (2008).

Arte de tapa: “Río San Marcos” – Fot. de María Laura Guevara.

 PRÓLOGO, por la Lic. Elena Garzón

La globalización, como fenómeno irreversible para la humanidad, señala la necesidad de reflexionar sobre la problemática de la condición humana, para postular una concepción ética de la literatura, en la que la imaginación y la creatividad del escritor permitan realizar un replanteo insoslayable de las pautas y valores, para refundar un universo donde la Fe, la libertad, la verdad y el amor constituyan los instrumentos esenciales que convoquen al lector a concebir la idea de que un mundo mejor es posible si la palabra es una referencia al cielo, a la belleza, a la esperanza y no al infierno, en formas simbólicas donde persista la mirada de la verdad y la supremacía del espíritu como fundamento de la creación individual.
El pecado se define como “una palabra, un acto o un deseo contrario a la ley divina”.
La noción de pecado se vincula con esa palabra -otra- que se opone a la ley; lenguaje figurado, metafórico, que mostrará otro poder, opaco, “extraño” de la realidad que pretende referir.
El pecado refleja el vicio; en el plano discursivo, el vicio se vincula con el mecanismo metafórico, “oculto”, que se transmite y que pone en evidencia las figuras.
Además, la presentación de los pecados capitales confiere al texto la noción de proliferación (semántica y sintáctica), porque los pecados capitales son considerados como generadores de los otros pecados, los otros vicios. De este modo, parece explicar el planteo expansivo presente en esta obra, como una invitación al ejercicio de una conducta virtuosa.
Tal es el desafío que María Laura Guevara, en este segundo libro, aporta a la cultura. Lo hace desde la riqueza de sus valores y el respeto por las normas éticas y morales, la expresión narrativa con sus cuentos, de la actividad humanística que rige su vocación literaria, su vida y sus sueños.

                                                                                                                                                          Lic. Elena Garzón