EL MIRADOR DE LA CULTURA Nº 4, Revista Literaria y Cultural

17x22, 32 pag.

Director: Raúl Pérez Arias. Número dedicado al Bicentenario Argentino.

Nº 4 – Marzo de 2010.

Arte de tapa: “La Vicenta”, pintura de María Rosa Crivelli.

EUFONÍA, Antología Poética

14x20, 80 pag.

Poesía (2009).

Leyenda Editorial: SADE Oeste Bonaerense.

INTERVIENEN:

Norberto Alessio, Susana Álvarez, Gabriela Antón, Manuel Asorey, Rubén Balseiro, Pedro Bidegain, María Angélica Cabanillas, Jorgelina Caial, Carlos Carbone, Nélida Carpinetti, Haydeé Cimadoro, Alba Correa Escandell, Juan De Biase, María Amelia Diaz, Elsa Fenoglio, Olga Ferraguti, Constancia Fioti, Élida Franco, Ernestina Gallo, Ana María García, Irma Garone, Elsa Gervasi, Lilia Goldberg, Irma González, Estela Herrera, Jorge Hirsch, Osvaldo Hueso, Nélida Jurado, Zahira Kezelman, Carlos Kuraiem, Susana Lamaison, Ada Lerner, María Teresa Lo Gioco, Jorge Luis López Aguilar, Pablo Marrero, José Martínez-Bargiela, Graciela Mena, Lía Miersch, Osvaldo Milano Arrieta, Herminio Milovich, Juan Carlos Molinuevo, Silvia Montilla, Juan Alberto Núñez, Elvira Otero, José Antonio Panizzi, Alicia Paulucci, Norma Pazos, María Luisa Peña, Raúl Pérez Arias, Jorge Pintos, Alberto Luis Ponzo, Rosa Rey, Ricardo Rubio, Ana María Scagnetti, Bernabé Sosa, Boris Stoyanoff, Roberto Taberner, Juan-Jacobo Bajarlía, Norberto Corti, Ester de Izaguirre, Eugenio Mandrini, Graciela Maturo, Carlos Pensa, Enrique Sandri, Marcos Silber y Andrés Utello.

Publicado en Ada Inés Lerner, Alba C. Escandell, Alberto Luis Ponzo, Alicia Paulucci, Ana María García, Ana María Scagnetti, Andrés Utello, Élida Franco, Bernabe Sosa, Boris Stoyanoff, Carlos Kuraiem, Carlos N. Carbone, Carlos Pensa, Constancia Fioti, Elsa Fenoglio, Elsa Gervasi, Elvira Otero, Enrique Sandri, Estela Herrera, Ester de Izaguirre, Eugenio Mandrini, Gabriela Antón, Graciela Maturo, Graciela Menna, Haydeé Cimadoro, Herminio Milovich, Irma Garone, Irma González, Jorge Hirsch, Jorge López Aguilar, Jorge Pintos, Jorgelina Caial, José Antonio Panizzi, José Martínez-Bargiela, Juan Alberto Núñez, Juan Carlos Molinuevo, Juan De Biase, Juan-Jacobo Bajarlía, Lía Miersch, Lilia Goldberg, Manuel Asorey, María Amelia Díaz, María Angélica Cabanillas, María Luisa Peña, María T. Lo Gioco, Marcos Silber, Nélida Carpineti, Nélida Jurado, Norberto Alessio, Norberto Corti, Norma Pazos, Olga Ferraguti, Osvaldo Hueso, Osvaldo M. Arrieta, Pablo Marrero, Pedro Bidegain, Raul P. Arias, Ricardo Rubio, Roberto Taberner, Rosa Rey, Rubén Balseiro, Silvia Montilla, Susana Álvarez, Susana Lamaison, Zahira Kezelman. Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Leave a Comment »

EL MIRADOR DE LA CULTURA Nº 1 – Revista de Arte y Cultura

17x22, 32 pag.

Director: Raúl Pérez Arias.

Redacción: Dardo Barroso, Estela Barrenechea, Carlos Alberto Dávila, Carlos Pensa, Orlando Van Bredam, Tito Fernández Avellaneda, Mónica Caputo, Amadeo Gravino, Gladys Cepeda, Jorge Luis Estrella, Carlos María Romero Sosa, Claudia Vázquez, José Merem, Esther Pagano, Mirta Pin, Ricardo Rubio, Gino Bencivenga, Marino Santa María, Eugenio Toloza y Silvia Pastrana.

Arte de tapa: Mirta Pin. Ilustraciones interiores: Mónica Caputo.

Agosto de 2008.

EMERGIENDO Nº 3 – Revista de Cultura con todos

17x22, 24 pag.

Director: Raúl Pérez Arias.

Redacción: Walter Isaía, Adrián Giacchetti, Rubén Pergament, Carlos Pensa, Nélida González Montaner, Elvira Otero y Ricardo Rubio.

Arte de tapa: Oscar Faliero.

Mayo de 1995.

EMERGIENDO Nº 4 – Revista de Cultura con todos

22x17, 24 pag.

Director: Raúl Pérez Arias

Redacción: Carlos Pensa, Adrián Giacchetti, Rubén Pergamente, Nélida González Montaner, Walter Isaía, José Christian Páez, Elvira Otero y Ricardo Rubio.

Segunda época, Nº 4. Agosto de 1995.

QUÉ Y OTRAS CIRCUNSTANCIAS, de Raúl Pérez Arias

 

14x20, 64 pag.

Poesía (2o10).

Leyenda editorial: El Mirador de la Cultura.

Arte de tapa: Adrián Giacchetti.

LA INMOVILIDAD DE LOS RUIDOS, de Raúl Pérez Arias

14x20, 64 pag.

 

Poesía, 2007.

Arte de tapa: Adrián Giachetti.

 

Raúl Pérez Arias

Raúl Pérez Arias nació en el barrio de Mataderos en 1956. Fue fundador de la Cooperativa de Arte “Cultura con todos” y co-fundador del Centro Cultural “Amigos del Arte”. Partes de su obra se encuentran en diversas antologías, dentro y fuera del país. Dirigió las revistas literarias “Látigo de fuego”, “La antorcha literaria” y “Emergiendo”, y los grupos reunidos bajo el mismo nombre. Dirigió los programas radiales “Horizonte de cultura” y “Emergiendo en FM Destino”.
Pese a una profusa creación poética de más de treinta años, “La inmovilidad de los ruidos”
es su primer poemario. Colabora en el diario “Somos”, y en las revistas literarias “Polígono de Cuentistas y Poetas” y “Amaru”. Integra La Luna Que desde 2005.

LIMINAR, de Ricardo Rubio

La inmovilidad de los ruidos procede de largos años de trabajo en los que la alegría y el sinsabor se intercalaron, como es costumbre, en los renglones de la vida cotidiana. Parte de estas fricciones, ceñidas a uno y develadas aquí, se recuerdan ahora como sonidos lejanos que provocan la cavilación y el repaso. Nostálgicos, sí, estos versos que, sin duda, acabalan su existencia en el bagaje emocional, en la feliz entrega de la sangre, sin artificios, y respondiendo a la antigua necesidad de que, alguna vez, surgiera por fin el primer libro individual de un poeta vitalicio de la palabra.
Pese a lo que pudiera imaginarse, Raúl Pérez Arias enfrenta estas páginas con un tono llano y pausado, sin los estremecimientos propios de las primeras cosas; acaso las experiencias sobre el asfalto, sobre el trabajo y sobre el papel le dieron la serenidad y el aplomo necesarios para abrirse camino con este grupo de poemas —más recientes que lejanos— sin la estridencia acostumbrada por los noveles ni con los tropiezos propios de la ansiedad. La inmovilidad de los ruidos es un libro reposado, memorioso, alusivo, cargado de emociones francas, claras y espontáneas, de evocaciones sinceras, de amor contundente, con una mirada cordial, madura y casi romántica del pasado.  Mirada que se expande hacia dentro, más allá de las fronteras psíquicas; y, en el universo objetivo, más allá de las fronteras políticas, conservando, en ambos casos, un acento porteñísi-mo, con un Buenos Aires añorado, aun sin aban-donarlo jamás.
Estas remembranzas, aparecidas en lo inmediato de la psiquis, se explayan -se confortan- con la inmovilidad de los ruidos, y, más allá de toda incursión sonora, esta elaboración literaria crece como una lenta sucesión de imágenes sosegadas, silenciosas, tácitas.

Ricardo Rubio