MONODIAZUL – JOSÉ MARTÍNEZ-BARGIELA – Apostillas de los amigos

14x20, 68 pag.

Apostillas de algunos amigos de José Martínez Bargiela: Luis Raúl Calvo, Jorge Luis Estrella, Susana Fernández Sachaos, Carlos Kuraiem, Susana Lamaison, Graciela Maturo, Alberto Luis Ponzo, Ricardo Rubio, Andrés Utello, Antonio Requeni, Manuel Cao Corral, Carlos Enrique Berbeglia, José Luis Álvarez Fermosel (“El caballero español”).

Notas y comentarios (2011). Arte de tapa: Caricatura de José Martínez-Bargiela de Sciamarella.

————————————-

José Martínez-Bargiela (España, 1921- Argentina, 2009)
“Un artista non só é libre cando renuncia ao público masivo, un verdadeiro artista necesita ser un grande e honorable ser humano. Tal foi o caso de José Martínez-Bargiela.” (Ricardo Rubio)

————————————-

JOSÉ MARTÍNEZ-BARGIELA
Bibliografía

Poesía:

Poemas al sur de Finisterre (Edigraf, 1982).
Poemas al este de nuestras Rías (Edigraf, 1983).
Poemas al noroeste del río Miño (Edigraf, 1983).
De las fuentes al tiempo (Edigraf, 1984).
Veiramar y El libro de los soliloquios (Lacethia, 1985).
Faros de luz y sombra (Carollo, 1985).
Meandros para  un retorno (Carollo, 1986).
En tránsito de lunas (Platino, 1987).
Los restos de un cometa (Lacethia, 1987).
Responso para una balada (Carollo, 1988).
Requiem para un canto patagónico de ausencias, ilustrado por Pier Cantamessa (Platino, 1989).
Buenos Aires vertical hacia los puertos (Platino, 1991).
Travesía atlántica de un imaginario poeta negro (1992).
Máscara de los Andes (Platino, 1993).
Hojas de palisandro (Nueva Generación, 1997).
La novia del navegante, cuyos versos inspiraron la Cantata “Alusiones”, música y orquestación de Mario Cosentino.
Los ávidos laureles (Sociedad de los Poetas Vivos, 1998).
Diario de bordo: libro de bitácora (La Luna Que, 2002).
Fragmentos de la noche (La Luna Que, 2003).
El escultor (La Luna Que, 2004).
Abismo de ausencia (La Luna Que, 2005)
Nudos de sombra (La Luna Que, 2006)
El navegante / O navegante, edición bilingüe gallego castellana (La Luna Que, 2009)
Monocordia, póstumo (La Luna Que, 2010).

Narrativa:

El crimen de los carboneros, cuento (La Luna Que, 2006).
Yo, el esmoquin, novela (La Luna Que, 2008).

Algunas antologías que recogen fragmentos de su obra:

Premios Nicolás Guillén, Poetas argentinos contemporáneos, Premios Leopoldo Lugones, Centro de Letras San Telmo, Veinte voces destacadas, Piedra de sol, Libro de bitácoras (El editor americano), Hágase la poesía (El editor americano), Semillas y frutos (El editor americano), Diccionario Hispanoamericanos Contempo-ráneos (El editor americano, sel. Oscar Abel Ligaluppi), Poetas argentinos Contemporáneos (Tomo V, Eleusis, sel. Nina Thürler), 18 poetas argentinos de fin de siglo (Eleusis, sel. Nina Thürler), Antología Grupo Zahir 1996 (Sel. Liliana Díaz Mindurry), Antología homenaje a Arturo Cuadrado (Botella al mar, sel. Alejandrina Devescovi), Poesía hacia el nuevo milenio (Tomo II, La Luna Que, sel. Ricardo Rubio), Café literario de Buenos Aires (Comp. Josefina Arroyo y Patricia Bence, Poemas a Nai (Galicia, sel.Xesús López Fernández), Dársena Sur (Servilibro/La Luna Que, Paraguay, 2004), Tinta Buenos Aires (Cuentos, La Luna Que, 2004), Las voces que somos (La Luna Que, 2005), Icosaedro (La Luna Que, 2007), Testimonios del presente (La Luna Que, 2008).

AQUÍALLÁ – Cuadernos de Cultura Nº 4

a4x20, 44 pag.

Leyenda editorial: Sagital (julio de 2005).

Director: Julio Bepré. Secretario de redacción: Carlos Enrique Berbeglia.

Intervienen: Héctor Miguel Ángeli, Rubén Balseiro, Norberto Barleand, Daniel Battilana, Luis Calvo, Julio Castellanos, Julián Del Campo, Magdalena D’Onofrio, Adrián Gale, Amadeo Gravino, Luis Iadarola, Enrique Pagani, Olga Reni, Ricardo Rubio, Beatriz Schaefer Peña.

Arte de contratapa: Juan Carlos López.

—————–

EDITORIAL de este número:

http://epanadiplosis.wordpress.com/2011/08/07/umbral-por-carlos-enrique-berbeglia/

PENUMBRA SIN VOZ Y LUMINOSA VOZ DE VOS, de Carlos Enrique Berbeglia

14x21, 84 pag.

Poesía (2011).

REFLEJOS SUCESIVOS, de Carlos Enrique Berbeglia

Carlos Enrique Berbeglia

14x20, 112 pag.

Cuentos (2004).

POESÍA HACIA EL NUEVO MILENIO – ANTOLOGÍA DE POETAS ARGENTINOS, TOMO IV

14x20, 108 pag.

Poesía (2000). Palabras preliminares de Ricardo Rubio.

Antologados: Norberto Alessio, Carlos Enrique Berbeglia, Luisa Berutti, Dante Bustos, Haydeé Lilí Canaletti, Ramón Canalís, Omar Cao, Carlos Norberto Carbone, Jorge Hirsch, Susana Lamaison, Myriam Leal, Osvaldo Milano Arrieta, Adalberto Polti, Graciela Susana Puente y Beatriz Taboada.


TESTIMONIOS DEL PRESENTE, Antología poética

 

14x20, 152 pag.

 

Octubre de 2008. Arte de tapa: Óleo de Mónica Caputo.

Poetas: Héctor Miguel Ángeli, Rubén Balseiro, Santiago Bao, Gino Bencivenga, Luis Raúl Calvo, Mónica Caputo, Carlos Norberto Carbone, Susana Cattaneo, Silvia Marina Crespo, Domingo De Cristofaro, Marta Dulce, Jorge Luis Estrella, Héctor Faga, Roberto Glorioso, Amadeo Gravino, Jorge Hirsch, Carlos Kuraiem, Alicia Grinbank, Susana Lamaison, Hilda Mans, Élida Manselli, José Martínez-Bargiela, Graciela Maturo, Raúl Pérez Arias, Alberto Luis Ponzo, Horacio Preler, Ricardo Rubio, Enrique Sandri, Gustavo Soler, José Emilio Tallarico, Gustavo Tisocco, Amanda Tomalino y Andrés Utello.

UNA LENTA ESTACIÓN ENTRE DOS SOLES, de Gladys Edich Barbosa Ehraije

14x20, 48 pag.

Poesía (1999).

Arte de tapa: Mónica Caputo.

———

PALABRAS PRELIMINARES de Carlos Enrique Berbeglia

Una característica notable del hombre consiste en ser transformacional. Gracias a la generosidad de la naturaleza que, hasta ahora, creyera inagotable, y, siempre, martirizara y que le proveyera de una variadísima materia prima, supo valerse de su entrega con el fin de modificarla, mediante el urbanismo y la ingeniería, convertirla en bienes de consumo diverso, por la tecnología, o en belleza a través del esfuerzo de los artistas plásticos.
La poesía entendida como obra de arte también es transformacional, pero en lugar de enfrentarse, v. g., como el escultor, con la materia virgen y modelarla, actúa sobre las palabras, “materia” estrictamente humana, crea a partir de ellas. Cabría, por lo tanto, considerarla “transformacional en segunda instancia”, aunque, no por esto, abocada a una labor menos creativa que el resto de las artes plásticas. Y, si bien al íntegro conjunto de la literatura, transformadora en su totalidad y también en “segunda instancia” de un lenguaje carcomido por los lugares comunes, las convenciones, el automatismo y el cansancio cognitivo de que hace gala la elocución humana, le corresponde la misión de profundizar en las emociones (y formalizarlas), ha sido siempre por excelencia la poesía la que se encargaría de su manifestación con mayor solvencia estética.
Desde esta perspectiva la forma poética, breve y precisa de Gladys Barbosa presenta, mediante una sucesión de imágenes, impecables en su contenido y perfectas en su enunciación, las emociones palpables de quien poetiza la realidad desde la realidad en sí misma y no a partir de alguna escuela literaria o meramente se dedica a proclamarla desde un parnaso decadente y solipsista.
No hay, en la escuetez de su poesía, ni un giro lingüistico de más, aunque sí una toma de posición gnoseolólgica y existencial ante el dolor y sufrimiento universal y propios —leit motiv de ester poemario— como ilustran los poemas “No existe la verdad” , “Rompe el deseo” o “La mujer”.
A diferencia del aforismo, que reduce y calcifica la experiencia, la brevedad poética de la autora logra, gracias a expresiones de una parquedad casi mística (“arañando la tierra/ se descubre/ la sombra de la rosa”) el efcto absolutamente contrario: el símbolo y la metáfora la concentran y enriquecen. La poesía, mediante el recurso de la imagen, “abre” al mundo, el aforismo, por el contrario, lo cierra.
Con el mínimo alcance de nuestras propias palabras nosotros también celebramos su apertura.

Carlos Enrique Berbeglia
Buenos Aires, octubre de 1998.