SALUD DINERO Y AMOR, de Alberto Bautista

14x20, 44 pag.

Poesía (2010).

Alberto Bautista nació en Buenos Aires el 20 de noviembre de 1978.
En el 2000 obtuvo el 3° premio de poesía en la “IIIº Bienal del Arte”, organizada por la escuela Leonardo Da Vinci de Moreno. En 2003-2004 coordinó e integró el cuadernillo de poesía “O duermo sumer-gido”, de difusión gratuita.
En 2005 publica Poemas biodegradables y Dolores de ortografía, este último, grupal junto a otros 3 poetas: Miguel Ángel Córdoba, Oscar Perdigón y Carolina Ramognino.  En 2006 publica Síndrome del verso libre.

———

CONTRATAPA por Elizabeth Molver

“…no me hace falta tanta igualdad…”nada más real para definir a Bautista como persona, como poeta. Sus palabras son propias, absolutas con toda una postura frente al otro, al mundo entero que lo mira. Cree en lo que escribe y sabe hacerlo para que le creamos, lo aprobemos (aunque a veces quiera hacernos creer que no le importa).
Hombre enamorado de una, de muchas mujeres a las que desnuda particularmente en sus descripciones y las deja para que las observemos desde afuera y en su intimidad.
La mujer perfecta, la imperfecta, la que busca, la que no. Las nombra a todas, las dibuja, las arma y desarma para que nosotros lectores también opinemos (¿nos dejará opinar?) acerca de cuál es la que le conviene, cuál va con su estilo de vida, con cual coincidirá más e intentará ser feliz.
Aunque al final del poemario nos revele que no es quien dijo ser, no busque lo que dijo buscar, y así nos envuelva, nos inunde de dudas.
La realidad cruda es pintada con los colores más certeros, con lo que pasa y pasará. Palabras justas, medidas para cada idea. Sensación exacta del dolor, la impotencia, la injusticia, la bronca, la impunidad de nuestros días como una sentencia, lo incambiable, lo que sabemos ocurrirá.
Este lenguaje descortés, que no sigue reglas, no guarda formalidades; esta imagen de hombre simple, tosco que no da mucho, pero tampoco pide, está en los poemas de Bautista que son 19 pero bien podría ser un único gran poema.
Él dice de sí mismo “…hace diez años que es poeta y busca su paradero”, me atrevo a decir que es poeta desde siempre y ya encontró su paradero en la poesía.

Elizabeth Molver, noviembre 2009

Anuncios